Flechazos

ARTE RUPESTRE EN EL VALLE DE SÉBACO

Introducción

PETROGLIFOS O ARTE RUPESTRE!

En el Valle de Sébaco se hallan parajes con abundantes estampas rupestres (inéditas en su mayoría) bosquejadas por culturas que se establecieron en distintas épocas prehispánicas. Las más conocidas, por encontrarse en senderos transitados, han permanecido sin protección destruyendose paulatinamente por la erosión y la accion destructora de personas inconscientes que pintan y golpean los bordes de los antiguos grabados, tratando de hacer imitaciones.
A lo largo y ancho del país siguen descubriendose nuevos grabados, algunos han sido analizados y divulgadas sus conjeturas por los versados el el tema. Pero hasta hoy, no hay ensayo o tesis que profundice, explique o interprete el significado de los referidos trazos.
Cuando el arqueólogo y cura Joaquín Matillo Vila dio a conocer sus indagaciones en 1965 sobre la rupestria de Nicaragua con el atrayente nombre: «Estas Piedras Hablan, Estudio Preliminar Del Arte Rupestre De Nicaragua», entusiasmó en su momento a los interesados, pero lamentablemente, no dijo o no supo decir como es que los grabados rupestres hablan o pueden hablar. Mas bien se limitó (después de comentar algunas figuras) a presentar un sistema de ordenamiento de los mismos.
El querer saber como interpretar los grabados rupestres se mantuvo a espera de futuras publicaciones que revelaran de una vez, lo que había aseverado en la portada se su obra. La muerte del prestigioso investigador Matilló Vila en 1979 (también conocido como Hildeberto María) truncó esa posibilidad, que las piedras grabadas por nuestros aborígenes hablaran.
Encontró MatillóVila » …la piedra de toque» como él dijo, que permitiría la interpretación definitiva de los signos rupestres? Claro que no!
Ya que desde 1964 venía insinuando la clasificación de los grabados rupestres como el medio o punto de partida para la tan deseada interpretación. Y en septiembre de 1973, en el epílogo de su obra «Ometepe, Isla De Círculos Y De Espirales» lo deja establecido como regla, al decir:
«Dicha clasificación de las figuras (zoomorfas, antropomorfas, abstractas, geométricas, etc.) simplifica el estudio y comprensión y es el primer paso necesario para la interpretación del Arte Rupestre Isleño: este es precisamente el método seguido en el examen de los mismos».
A pesar de la sugerida clasificación o primer paso para la interpretación de los grabados rupestres, Matilló Vila reconoció que el problema no estaba resuelto, porque «el material recogido y estudiado no es suficiente para sentar las bases de una teoría explicativa satisfactoria todavía».

CONTINUARÁ…

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cuatro =